Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Agricultura y Ganadería

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Agricultura y Ganadería de Castilla y León

Contenido principal

Castilla y León, anfitriona de un seminario sobre el uso de las nuevas tecnologías para los controles de la PAC, orientado a la simplificación y eficacia en los pagos a los agricultores

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

Fecha de publicación:

9 de abril de 2019

Fuente:

Consejería de Agricultura y Ganadería

Descripción:

La Consejería de Agricultura y Ganadería, conjuntamente con el Fondo Español de Garantía Agraria y el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea, organizan un seminario de trabajo sobre los controles y gestión de tierras agrícolas en el marco del Sistema Integrado de Administración y Control (IACS) de la PAC, que se desarrollará en Valladolid los días 10 y 11 de abril.

Contenido:

La Consejería de Agricultura y Ganadería será la sede, durante los próximos días 10 y 11 de abril, del seminario de trabajo sobre los controles y gestión de tierras agrícolas en el marco del Sistema Integrado de Administración y Control (IACS) de la PAC. En el desarrollo de este evento participarán más de 180 personas en representación de todos los estados miembros, de la Comisión Europea, a través de la Dirección General de Agricultura y el Centro Común de Investigación (JRC), del Tribunal de Cuentas Europeo, del Fondo Español de Garantía Agraria y de todos los organismos pagadores de España.

El objetivo del seminario es reunir a los expertos técnicos de los estados miembros y la Comisión Europea para encontrar soluciones adecuadas y fomentar desarrollos innovadores para la gestión de las ayudas PAC. Las principales cuestiones que se abordarán son la introducción del monitoreo como medio para sustituir los controles sobre el terreno, los desarrollos actuales en el intercambio de datos, se presentarán proyectos de investigación Horizonte 2020 dirigidos a la PAC y también se darán algunos consejos sobre la PAC después de 2020.

La monitorización en los controles de la PAC

Se trata de un proyecto pionero que está pilotando Castilla y León y que permitirá reemplazar los controles tradicionales de la Política Agrícola Común (PAC) por un nuevo sistema de monitorización basada en el uso de imágenes de satélite.

Esta nueva herramienta permite un seguimiento del 100% de las parcelas agrícolas para validar las declaraciones de ayudas hechas por los agricultores y así orientar los trabajos de campo solo hacia aquellos casos en los que se aprecia, mediante el tratamiento de las imágenes obtenidas de los diferente satélites, que hay un posible incumplimiento, utilizando para ello un sistema de señales o alertas de colores a modo de ‘semáforo’.

Con este nuevo método se busca simplificar y reducir la gestión y los costes de control de las ayudas de los organismos pagadores, así como ejercer una menor presión sobre los agricultores al reducir las visitas a las explotaciones. Además, este sistema dará mayor garantía en la ejecución del presupuesto de los fondos europeos, al reducir la tasa de error, y mayor visualidad de las ayudas a los contribuyentes europeos, ya que la monitorización del 100% de las superficies ofrecerá una garantía de que las ayudas procedentes de la PAC se ajustan a la realidad agrícola sobre la que se aplican.

Castilla y León ya está trabajando en 2019 con un proyecto de aplicación directa de las nuevas tecnologías en las secciones agrarias comarcales de Medina del Campo y Valladolid con aproximadamente 5.000 expedientes en los que se controlarán todas las ayudas directas. Este es uno de los proyectos más amplios de Europa y el objetivo es ampliarlo progresivamente a toda la Comunidad en los próximos años.

La anterior consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ya tuvo la oportunidad en el año 2017 de anticipar y presentar estos trabajos en Dublín (Irlanda) a otros estados miembros y organismos europeos con una herramienta tecnológica de monitorización de cultivos con el uso de imágenes de satélites que estaba sirviendo de prueba y contraste del proyecto lanzado por la Agencia Espacial Europea denominado SENS4CAP (Sentinels for CAP o satélites para la PAC). Allí destacó que Castilla y León quería avanzar aún más, proponiendo un sistema de máxima simplificación, en que el agricultor no tenga que hacer una solicitud anual. Se plantea que sería suficiente que mantuviera actualizada su base territorial en el registro de explotaciones para liquidar las ayudas que les correspondan en base a la actividad agraria que se detecte.

Desarrollo de aplicaciones y proyectos europeos sobre la PAC

El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, perteneciente a la Consejería de Agricultura y Ganadería, lleva años trabajando en la investigación y el uso de nuevas tecnologías utilizando satélites y teledetección, lo que le convierte en un referente tecnológico en el uso y puesta a disposición del sector de las geotecnologías, tanto en el ámbito nacional como en el europeo, con una destacada participación en el programa de investigación europeo H2020.

Así, en el año 2016 concurrió a la convocatoria en un consorcio con centros de investigación de España, Francia, Italia y Polonia con un proyecto denominado Sentinels Synergy for Agriculture (Sensagri) que pretende explotar las sinergias de los satélites ópticos (Sentinel-2) y radar (Sentinel-1) para la generación de tres productos de interés agrícola a escala europea: mapas de cultivos, mapas de humedad del suelo y mapas de índices de área foliar.

El proyecto Sensagri, con financiación hasta 2019, tiene una marcada dimensión de investigación y en un principio no tenía conexión directa con las unidades gestoras de los fondos de la PAC en Europa. Es a partir de 2017, con el lanzamiento de SEN4CAP (Sentinels for CAP o satélites para la PAC), cuando la participación de la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea es más proactiva.

Castilla y León es el organismo pagador de España que participa en el proyecto y colabora con otros organismos pagadores -República Checa, Italia, Lituania, Holanda y Rumanía- como ‘campos de prueba’ para los productos que se van a desarrollar en el ámbito del proyecto SEN4CAP para el desarrollo de un proyecto piloto a gran escala que ofrezca soluciones tecnológicas e instrumentos para modernizar y simplificar la PAC, extrapolables a amplios territorios de la UE.

Este proyecto está supervisado por unidades de la Comisión Europea: Dirección General de Agricultura, DG-Grow y el Centro Común de Investigación (JRC), aunque es importante destacar que el promotor es la ESA (Agencia Europea del Espacio). También forman parte del consorcio, empresas y entidades tecnológicas de Bélgica (Universidad de Lovaina), Rumanía (CS), Italia (E-GEOS), Eslovenia (Sinergise) y República Checa (GISAT).

Algunos consejos sobre la PAC después de 2020

Como el propio comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, ha manifestado en reiteradas ocasiones el uso de las nuevas tecnologías no solo debe servir para mejorar el sistema de control y permitir una gestión de los fondos de la PAC, sino que ha de ser útil también para avanzar hacia una agricultura inteligente y responder a los nuevos desafíos como el cambio climático y la volatilidad de los mercados.

Así, en la comunicación en relación con la nueva PAC titulado ‘El Futuro de la Alimentación y la Agricultura’ se indica que es necesario “utilizar la investigación y la innovación para vincular mejor lo que sabemos con lo que cultivamos”, manifestando a continuación que “el desarrollo tecnológico y la digitalización permiten dar un gran salto en la eficacia para poder reducir el impacto de la agricultura en el medio ambiente y el clima y reducir los costes para los agricultores”.

De este modo, la necesidad de aprovechar la capacidad de la PAC para aumentar el flujo de conocimiento entre socios de diferentes partes de la Unión Europea como un gran valor añadido, ya que ahorrará costes, aumentará el impacto de la financiación y acelerará la innovación en los estados miembros.

Precisamente este es el contexto en el que se encuentra Castilla y León. La Comunidad tiene un papel destacado que se debe seguir aprovechando para ser uno de los actores principales en el diseño de la futura Política Agrícola Común. Una ‘PAC post 2020’ que debe estar más reforzada, tiene que ser más útil, más eficiente, que haga más atractiva la actividad agraria, que contribuya a conseguir los objetivos para los que fue creada y que demanda la sociedad de producir alimentos en cantidad y de calidad. Es una PAC de conservación del medio ambiente y del desarrollo territorial de las zonas rurales y con el fin de garantizar un sector agrario rentable y sostenible para las próximas generaciones.

Mapa Web